Zonaagro Zonaagro
Chania

Tribus brasileñas luchan por cosechar cultivos transgénicos en sus reservas

agroalimentando2018-06-12

Comunidades nativas de Brasil luchan por el derecho a poder sembrar cultivos transgénicos en las tierras de sus reservas, ya que la ley brasileña no les permite usarlas para agricultura comercial ni asociarse con agricultores no-nativos. Actualmente deben vender la cosecha de maíz y soya transgénica de forma ilegal, por lo cual algunas tribus enfrentan una millonaria multa de 33 millones de dólares. A pesar de la oposición de ecologistas, reguladores y antropólogos, las ganancias de estos cultivos han permitido a los indígenas brasileños mejorar su calidad de vida accediendo a comprar autos, teléfonos celulares, televisores HD, refrigeradores, cama y techo para sus chosas, internet, maquinaría agrícola, han mejorado sus escuelas y hospitales, además de becas universitarias.


El matorral de la sabana, donde el jefe João Ponce una vez cazaba ciervos y jabalíes en Brasil, ha dado paso a ordenadas hileras de soja y maíz que un tractor rocía con herbicidas. En el siguiente campo, los silos de grano plateado brillan bajo el sol ardiente.


Ponce es el jefe de la comunidad indígena Uirapuru, que ha permitido a los agricultores locales producir cultivos en un tercio de su reserva de 18,000 hectáreas en el suroeste del estado de Mato Grosso.


La décima parte o menos de las cosechas ha ayudado a los nativos de Pareci a comprar autos y teléfonos inteligentes, reemplazar hamacas con camas y equipar sus chozas con techo de paja con televisores de pantalla panorámica, refrigeradores y antenas de Internet de banda ancha.


“Estamos rodeados de agricultores. Ya no podemos vivir de la caza. Los animales se han ido “, dijo, sentado en una hamaca en su cabaña con techo de paja.


Pero la asociación con agricultores no nativos, alimentada por una insaciable demanda de soja brasileña en China y otros mercados, es ilegal y ha alarmado a los ambientalistas.


El regulador ambiental de Brasil, Ibama, multó esta semana a seis comunidades nativas y una docena de agricultores en tierras de reserva por usar cultivos genéticamente modificados (GM) y dedicarse a la agricultura mecanizada a gran escala. Ambos están prohibidos en tierras de reserva.


Las multas sin precedentes por un total de 129 millones de reales ($33 ​​millones de dólares) marcan una escalada inesperada en una disputa entre agencias federales rivales, ambientalistas, agricultores y grupos de defensa nativa sobre las tribus indias que entran en la agricultura comercial en el cinturón agrícola en rápida expansión de Brasil.

Atras Next
img
img
Zonaagro Documento sin título
Placeholder image
Placeholder image
Placeholder image
Placeholder image
Placeholder image
Placeholder image
Placeholder image
Placeholder image
Placeholder image
Placeholder image
Placeholder image
Placeholder image